Geschichte der Cannabismedizin

China

Cannabis chinesisch

La primera referencia que se tiene sobre la utilización de esta planta para uso terapéutico, aparece en el 2.737 a. C. en el libro Shen Nung Ben Ts´ao King, es un libro chino sobre la agricultura y las plantas medicinales. Este libro fue escrito por el emperador Shen Nung considerado fundador de la medicina china. El texto original ya no existe, se cree que el libro estaba compuesto por 3 volúmenes, entre los 3 incluían 365 entradas sobre medicamentos.

El Primer volumen incluye 120 fármacos de propiedades estimulantes: reishi, ginseng, la naranja, la canela de China, el regaliz. El Segundo volumen incluye 120 sustancias, en este caso terapéuticas, pero más o menos tóxicas, incluye referencias al jenjible, peonias, pepino. En el Tercer volumen incluye 125 sustancias que suelen ser venenosas, Tuibardo, melocotones y frutas sin hueso.

Otra de las obras referencia de la medicina china es Ben Ts´ao Kang Mu, consta de 20 volúmenes, también conocida como Compendio de Materia Médica, escrita por Li Shih-Chen en el periodo de la dinastía Ming, siglo XVI d. C. Esta obra supuso la mejora en la compilación de las clasificaciones con la que la medicina tradicional china daba formato a sus clasificaciones, pero sobretodo supuso dar mayor valor científico de la clasificación biológica de animales y plantas. Ben Ts´ao Kang Mu, contiene todas las plantas, animales minerales que tenían propiedades medicinales, pasándose a considerar el libro médico mas completo en la medicina china tradicional.

En el siglo XIV d.C. se utilizaba las semillas de cannabis en la medicina tradicional china para las molestias de la menstruación, estreñimiento, vómitos patológicos, intoxicaciones y la disentería. En el caso de enfermedades de la piel, abscesos, lepra y heridas abiertas, también se utilizaban de uso externo las semillas, el aceite y la savia extraída de las hojas del cannabis.

India

La India es considerada como la tierra del cannabis. Desde el siglo XV a. C. Se celebra y se conoce el cáñamo en diversas preparaciones. Ya se hace mención a la planta de cáñamo en el Atharvaveda (libro escrito entre los años 1.500-1.200 a. C.) describiendo el cáñamo como una planta mágica y con propiedades curativas.

Este libro, Atharveda, pertenece a la 4ª colección de los Vedas ( literalmente «conocimiento» en sánscrito) base de la desaparecida religión védica que fue previa a la religión hinduista. Según los Vedas el cannabis era una de las 5 plantas sagradas y un ángel guardián vivía en sus hojas, llamando al cannabis fuente de felicidad, dada al ser humano para que se pueda liberarse del miedo y alcanzar el placer, liberando también de la ansiedad. El Dios Shiva ( conocido como uno se los dioses de la Trimurti ( «tres formas» , la Trinidad hinduista) también es conocido como el Danzante Cósmico, guía a las personas en los tiempos de cambio. Shiva es frecuentemente asociado al cannabis.
Según cuenta la leyenda después de una discusión con su familia, se fue a caminar un día caluroso por los campos y se quedó dormido bajo una planta frondosa. Cuando despertó su curiosidad le llevo a probar las hojas de la planta, instantáneamente se sintió rejuvenecido. Hizo de la planta su comida favorita y se hizo conocer como el Señor de Bhang. Blang es el nombre que se les da a las hojas secas tanto de la planta femenina como de la masculina.

El cannabis en India se toma a menudo como bebida, los soldados lo tomaban antes de entrar en combate. Se hace también una mezcla de cannabis con nueces y especias, como almendras, pistachos, semillas de amapola, jenjibre y azúcar, y luego se hierve junto con leche, también se puede utilizar yogur en vez de leche.

Otra de las preparaciones del cannabis incluyen ganja ( se hace de las flores y las hojas superiores de la planta de cáñamo) y charas ( es más fuerte y está hecha de flores florecientes), ambas preparaciones se fuman en un tubo de barro llamado chillum.

La medicina tradicional hindú, la ciencia ayurveda, que sigue siendo actualmente considerada el método de medicina más importante de la India, se describen el ganja y el blang como remedios para abrir el apetito, como medicamento contra la lepra, como remedio para conciliar el sueño, aportan vitalidad, y actúan como afrodisíaco. El charas se utiliza para combatir el dolor de dientes y muelas cuando tienen caries.

Se utiliza el cannabis desde hace cientos de años para mitigar dolores crónicos y de cabeza ,dolores de parto, menstruación, también se utilizaba en pequeñas operaciones, epilepsia, convulsiones producidas por el tétanos ya que saben de los efectos beneficiosos sobre el sistema nervioso central. Se utilizaban también para preparar cataplasmas que se aplicaban en las zonas inflamadas, asimismo para enfermedades respiratorias, como bronquitis, fiebre del heno, tos. El uso del cannabis es tanto por vía oral como de uso externo.

India en el siglo XX

El cannabis sigue siendo disponible en los siglos XX y XXI. Chopra y Chopra (1.957) revisando el Informe de la Comisión de Drogas del Cáñamo que se realizó en 1.894, no encontraron cambios relevantes. Los trabajadores de la construcción consumen bhang para combatir la fatiga a la finalización de su jornada laboral. Los hindúes usan el bhang para ceremonias religiosas. Los sadhus son ascetas indios que a través del cannabis buscan la libertad espiritual.

Hoy en día, es tan común el consumo en algunas partes de la India que incluso se puede encontrar en puestos en la calle siempre con licencia gubernamental.

Europa, en la edad media

En Europa, las primeras referencias que tenemos sobre el uso del cannabis data de hace unos 1.000 años, su utilización es bastante más tardía que en otras partes del mundo, y sobre todo hacen referencia a las semillas. Los herbolarios de la Edad Media distinguen entre el cannabis «abonado»que es el cultivado, que se emplea para la tos y la ictericia y el cannabis «de escaso valor» usado como remedio eficaz para el nódulo gotoso, la hinchazón y otros tumores fuertes.

Los preparados que se hacían con cannabis en esa época, desde la Edad Media hasta el siglo XVIII, se utilizaban como uso externo. Uno de estos usos lo encontramos en el herbario inglés del siglo XI Old English Herbarium, que en el caso de pecho excoriado dice: «Friccionar con grasa. Colocarlo sobre el pecho; la hinchazón desaparecerá; si se acumulan ahí materias patológicas, estas serán purgadas».

Existen muchas referencias al cannabis en diferentes tratados médicos, por mencionar alguno de ellos tenemos al médico, alquimista, astrólogo y filósofo Paracelso (nacido en Zurich ,1.493-1541) que en su libro «Das Neunte Buch in der Arznei» menciona el cannabis como componente del Arcana compositum, un medicamento que él considerada como el más importante.

John Parkinson
(1567-1650) fue un botánico inglés, cultivó un jardín botánico en Londres, donde conservaba cerca de 500 especies. Entre sus obras figura Theatrum botanicum, publicada en 1-640, donde trataba sobretodo hierbas medicinales, describió 3.800 especies. John Parkinson agregó algunos nuevos aspectos sobre la utilización del cannabis, entre ellos la utilización de semillas del cannabis cocidas con leche, que ayudan a la tos seca, ictericia, mitiga los dolores de cólico, calma los jugos pesados de los intestinos, sirve para matar las lombrices o bichos o cualquier otra criatura que se haya metido en los intestinos.

Las raíces cocidas del cannabis calman inflamaciones y dolores de cabeza, dolores de gota, los tumores graves, o los nodos de los ligamentos articulares, los dolores y la retracción de los tendones. Mezclado el jugo fresco con aceite o manteca alivia las quemaduras.

Europa en el siglo XIX

No es hasta este siglo cuando se empezó a utilizar el «cáñamo índico» en Europa, pues se tenía más bien una actitud escéptica ante él. El término de «cáñamo índico» fue introducido por el naturista alemán Georg Eberhard Rumpf (1.627-1702). En 1.823 apareció, en el periódico Hufeland un artículo sobre el tratamiento de la tosferina con cáñamo índico: «El extracto de cannabis se empleó en el Polyklinik de Berlín para combatir la tussis convulsiva en un caso con ayuda rápida, y del mismo se receto 1 gramo en polvo con azúcar».

Uno de los médicos pionero en el uso del cannabis fue William Brooke O’Shaughnessy, (Irlanda 1.809-1.889), este médico irlandés fue famoso por su trabajo en farmacología, su investigación médica condujo al desarrollo de la terapia intravenosa e introdujo el uso terapéutico del Cannabis Sativa en la medicina occidental. En 1.833 se unió a la Compañía Británica de las Indias Orientales y viajó a Calcuta, permaneciendo aproximadamente 9 años en la India. Siendo miembro de la Sociedad Médica y Física de Calcuta publicó uno de sus primeros artículos sobre aplicaciones médicas del cannabis. Recomendó el cannabis para una gran variedad de tratamientos terapéuticos, su reputación se consolidó al tratar las convulsiones y el dolor a un niño con cannabis.

Su éxito más famoso llegó cuando reprimió el espasmo muscular desgarrador del tétano y de la rabia con resina, aunque no podía curar el tétanos, observó que la mezcla de cannabis redujo sus síntomas de espasticidad y los dolores.

Sir William Brook O`Shaughnessy
Sir William Brook O`Shaughnessy

En 1.841 regreso a Inglaterra donde introdujo el cannabis indica en la medicina occidental, en 1.843 fue elegido miembro de la Royal Society. Durante este siglo una gran cantidad de médicos e investigadores aplicaron el cannabis para tratar ciertas enfermedades y dolores, entre ellos podemos citar a :
Churchill (1.849), Christison (1.851) Grigor (1.852) Dobell (1863) Silver (1.870) Brown (1.883) Batho (1.883) Fox (1.897) y Birch (1.889) informaron sobre sus propiedades inhibitorias del dolor en el caso del reuma, la ciática, la migraña, el asma y el insomnio y otros dolores. También señalaron que podría aumentar las contracciones del útero en el parto y disminuir los dolores de este, podrían reducir las hemorragias del útero y utilizarse en las adicciones del opio y al hidrato de cloral.
Según Birch el cáñamo índico abre el apetito y aplaca lo que él denomina «el hambre de cloral o de opio».

Europa en el siglo XX

Durante la mitad de este siglo hay una gran controversia respecto al cannabis, la desacreditación como sustancia lúdica y estupefaciente llevó a su descrédito como medicamento. También influyó el avance en el campo de la medicina sintética, como la aspirina, el hidrato de de cloral, el bromural, los barbitúricos y los opiáceos, que desplazó a los productos naturales.

Otro de los problemas con los que se encontraba el cannabis era que a diferencia de la morfina, esta no es hidrosoluble, por tanto, por aquel entonces no se podía administrar en inyecciones, y al administrar por vía oral había que esperar 1 hora o más hasta que se veían sus efectos.

La Convención Internacional del Opio
, firmada en La Haya el 23 de Enero de 1.912, fue el primer tratado internacional sobre el control de drogas. Fue firmado por Alemania, Estados Unidos, Alemania, China, Francia, Reino Unido, Italia, Holanda, Portugal, Rusia, Persia, Siam, Japón y China.
La convención acordó que «los países firmantes deben realizar sus mejores esfuerzos para controlar, o para incitar al control, de todas las personas que fabriquen, importen, vendan, distribuyan y exporten morfina, cocaína, y sus respectivos derivados, así como los respectivos locales donde esas personas ejercen esa industria o comercio».

La convención fue establecida en su legislación en 1.915 por los Estados Unidos, Holanda, Noruega, China y Honduras, fue en 1.919 cuando tuvo validez mundial al ser incorporada en el Tratado de Versalles.

El 19 de febrero de 1.925 se firmó una revisión del Convención Internacional del Opio, entrando en vigor el 25 de septiembre de 1.938, la misma introdujo un sistema de control estadístico para ser supervisado por la Brigada Central Permanente del Opio, donde se recomendó incluir una prohibición para el hachís.

Hubo una serie de restricciones que dejaron un espacio significativo para que los países autorizan la producción, el comercio nacional y el uso de cannabis con fines lúdicos. La convención fue sustituida por la Convención Unitaria de Drogas de 1.961.

Otro de los hechos que devolvió protagonismo e interés por el cannabis fue en 1.964, cuando se aisló la molécula del THC, gracias a Raphael Mechoulam, nació el 5 de Noviembre del 1.930 en Sofía, considerado el «Padre de la Marihuana«. Raphael Mechoulam es un profesor israelí de química médica y productos naturales en la Universidad Hebrea de Jerusalén. En 1964, Raphael Mechoulam y su equipo de investigación aislaron y determinaron la estructura y síntesis total de la molécula del THC (delta9-tetrahidrocannabinol), por primera vez.

Un año antes en 1.063 habían conseguido aislar el CBD, este componente no tiene efecto psicoactivo, como sucede con el THC, pero es fundamental en la mayoría de tratamientos con cannabis medicinal. Funciona muy bien con la epilepsia, esquizofrenia o en enfermedades autoinmunes. Sus trabajos e investigaciones abrieron un camino al descubrimiento del sistema endocannabinoide, receptores endógenos presentes en el cerebro y sistema nervioso de los mamíferos, estos receptores intervienen en los procesos fisiológicos como son el dolor, el apetito, la movilidad, memoria, humor.

Raphael Mechoulam, no comprende cómo no se ha profundizado en la investigación de las propiedades y beneficios del cannabis. «Creo que, al principio, las farmacéuticas no querían verse asociadas con el cannabis, por el estigma, pero eso está cambiando y aquí también, la situación en España cambiará, lentamente, pero lo hará», aventura.

Referencias: Wikipedia, Cannabis como Medicamento. History of Cannabis in India, Psychology Today.

0