CBD Extraktion

Existen varios métodos de extracción para obtener cannabidiol (CBD) a partir del cannabis. El CBD está presente en la planta como ácido carboxílico (CBDA), un ingrediente llamado inactivo. La conversión de CBDA a CBD activo, desde el punto de vista farmacológico se denomina descarboxilación. En este proceso, una molécula de dióxido de carbono se separa de la CBDA por calentamiento o por catálisis enzimática. Este proceso es similar a la descarboxilación de THCA en THC, un proceso que se logra quemando a través del tabaco (calor) el THCA, para liberar las sustancias psicoactivas THC.

Los métodos usados actualmente incluyen extracción por calentamiento, dióxido de carbono supercrítico, butano, hexano, alcohol isopropílico o etanol.

Decarboxylierung CBDA in CBD

DECARBOXILACIÓN DEL CBD MEDIANTE CALOR

En general, cuanto mayor es la temperatura, más rápida es la descarboxilación. A una temperatura de 210 ° C, casi el 100% de la sustancia se puede convertir en pocos segundos. Sin embargo, esto puede ser a expensas de los terpenos, que también contribuyen al efecto farmacológico del cannabis.

Como lo demuestran las patentes emitidas por la compañía británica GW Pharmaceuticals, su proceso implica calentar en dos etapas, en la primera etapa, el material vegetal se calienta a una temperatura de 100 ° C a 110 ° C durante 10-20 minutos, la humedad residual en las plantas se vaporiza y en la segunda etapa, se suministra una temperatura de 120 ° C durante 60 minutos.

EXTRACCIÓN DE CBD CON DIOXIDO DE CARBONO SUPERCRÍTICO

Industrielle CO2 Extraktion

En una primera etapa de producción, las plantas se descarboxilan por calentamiento a 100-150 ° C y se trituran, proceso para que el CBDA se convierta en CBD, a continuación, el dióxido de carbono líquido, y enfriado, se comprime por medio de una bomba a 50-70 bar y se pasa al denominado extractor, en el que se encuentra el material vegetal. En una etapa de producción adicional, los ingredientes extraídos se separan en un denominado separador de las sustancias restantes por medio de presión y temperatura.

Este método es cuidadoso con la planta y el material de las flores, y otras sustancias farmacológicas importantes como los terpenos, ya no se daña ninguna sustancia. Además, el dióxido de carbono es rentable, respetuoso con el medio ambiente, se produce en la naturaleza y no deja residuos, ya que se transforma después de calentar nuevamente en estado gaseoso y se volatiliza. Este proceso es utilizado por empresas líderes como Endoca para obtener CBD.

EXTRACCIÓN DE CBD CON BUTANO

En este método, el compuesto orgánico butano (C4H10) se usa para extraer CBD del material vegetal. El butano es altamente inflamable y, por lo tanto, se recomienda precaución. Industrialmente, este proceso se lleva a cabo bajo control de circuito cerrado, que asegura que no se puede escapar el butano. El butano es elogiado por muchos expertos como un solvente ideal, porque es barato y tiene un punto de ebullición bajo de -1 ° C y por lo tanto se disuelve fácilmente del producto final. Sin embargo, el butano es un producto derivado del petróleo y, por lo tanto, no es sostenible. Además, existe el riesgo de explosión si no se maneja de forma correcta. Además, se debe tener cuidado de no usar butano contaminado.

Si desea producir aceite de CBD usted mismo en casa, puede recurrir a uno de los numerosos extractores de gas butano que ahora están disponibles en el mercado.

EXTRACCIÓN DE CBD CON ALCOHOL

La extracción de CBD con alto porcentaje de alcohol probablemente pertenece a los métodos más comunes para uso doméstico. Cómo hacer su propio aceite de CBD se tratara en un próximo artículo.

0